25 de febrer de 2010

"Por qué no te he felicitado ni deseado prosperidad hasta ahora"

Copiado de Pedro al que le debo lo que me pidió a cambio ;). Los apartados de opinión los suscribo (casi) completamente (y el casi casi que sobra)

Ya, ya……., a estas alturas te estarás preguntando cómo es posible que no te haya felicitado las pascuas y deseado prosperidad en lo que sea, mediante el uso de esta red o telaraña electrónica.

¿Que no te lo estabas preguntando? Bueno, vale, pues me alegro, me quitas un peso de encima. No obstante, permíteme que te diga que no te he felicitado las pascuas y deseado prosperidad, en lo que sea, porque estoy jubilado. Vale, ya sé que lo sabes.

Y eso qué tiene que ver, inquirirás con asombro... (continua aqui)



¡Ah! ¿No? ¿No inquieres con asombro? Pues vale, pues me alegro. En cualquier caso te respondo. Es muy sencillo, no te he felicitado las pascuas y deseado prosperidad en lo que sea, porque he estado últimamente muy ocupado en la magnífica tarea de escuchar el crecimiento de los geranios, muy lento en esta época del año. También en lo de la casa que me ha proporcionado la fira a cambio de la que me ha expropiado. Y también en otras facetas que no os puedo comentar, porque soy un caballero, que no pone en evidencia a las no tiene que evidenciar. Jua, jua (esto son risas, casi carcajadas, con un pelín de sarcasmo) ¿Qué ya te imaginabas lo de la risa? Bueno pues perdona la aclaración.

Del año pasado me alegra que la prensa canallesca haya desvelado los fraudes de preclaros prohombres de la más rancia burguesía catalana, la catadura del más alto representante de los empresarios españoles y los robos de la derecha de siempre sean políticos o civiles. ¿Gentes que se dicen de izquierdas también han robado?, perdona un momento, que voy al servicio, pues las arcadas me producen vomiteras.

También ha despertado mi interés las consultas sobre la independencia de Catalunya. A propósito ¿Por qué ya casi nadie habla ya de eso? Con la buena munición que podría tener la ultraderecha españolista ¡Que ocasión perdida! Bueno, por si algún día se vuelve a plantear, me gustaría saber con precisión donde se situarían las fronteras, quienes podrían participar: los catalanes de más de tres generaciones, los que emigramos hace 60 años como yo, más los recién venidos sea cual sea su etnia, los que tengan intención de venir a residir aquí próximamente o más adelante, etc. ¡Ah! Y una sucinta enumeración de los términos y contenidos de la Constitución del nuevo Estado Nacional (catalanista por supuesto). Ya sabes que cuando alguien me habla de la Patria y su destino en lo universal tiendo a protegerme la cartera y el trasero, porque no puedo reprimir el sentimiento de que pretenden robarme o darme. No obstante ¿por qué no dejan que sean nación todos los que quieran serlo? ¡Ah! Vuelvo a aclarar: en Catalunya no es obligatorio el catalán, ese es el idioma de aquí, el obligatorio es el castellano que muchos usamos con gusto al ser, además, mi idioma materno.

El año que viene (el 2011) fijo mis esperanzas en que los políticos nos saquen de la crisis y arreglen la economía de los de siempre y así, cuando vuelvan a ganar dinero a capazos, tengan a bien crear puestos de trabajo basura que puedan cargarse cuando les venga en gana sin ninguna cortapisa ni indemnización. Especialmente espero que lo logre Zapatero, con la ayuda de Rajoy y el apoyo de Rosa, PNV y CiU. Pero …….¿de qué te ríes con esas carcajadas desaforadas? Perdona, pero durante unos meses será el Presidente de Europa.

De la izquierda española y catalana espero que siga predicando en el desierto, bien acomodados en la moqueta de los despachos que siempre fueron de la derecha, que se los dejan para que solo hagan eso: predicar en el desierto y mandar a los Mossos que, con las excepciones de rigor, me parecen unos bestias que sienten un escasísimo respeto por la ciudadanía.

Una sugerencia: trabajad menos (me refiero a los trabajadores) y protestad más (me refiero a todos, especialmente a los desempleados sin recursos capitalistas).

Me molesta especialmente ese olor a podrido que viene de Dinamarca y de Marruecos. Ese país tan avanzado que encarcela a unos ecologistas por mostrar una pancarta y ese país tan atrasado que no quería dejar volver a su casa a una mujer hasta que pidiese perdón. Sí, sí ya sé que simplifico, pero no en lo de podrido. Tampoco sé si seremos capaces de acabar con la Tierra tal como la conocemos, ni si en el Magreb se saldrá pronto de la Edad Media. Pero de dos cosas sí estoy seguro: no tenernos derecho a ensuciar el aire, el agua y la tierra (el cuarto elemento, el fuego, me parece que, por ahora, se libra de nuestra mierda) y también que los humanos tenemos unos derechos que hemos de defender hasta donde le lleguen las fuerzas a cada cual.

Otro sí digo: A mí el rabo de toro de lidia estofado con mucha cebolla me gusta mucho. Y me fastidia que se ponga fuego en los cuernos de esos animales para disfrute de neandertales sean o no nacionalistas o nacionales.

Con la jerarquía eclesiástica (católica por supuesto) no me voy a meter. Creo que van a ir al infierno de cabeza. Pero, por muchos esfuerzos que hacen, no creo que se carguen la Iglesia casibimilenaria. ¡Que cruz, señor! Claro que musulmanes y judíos también tienen su cuarto creciente y su estrella.

Para el culebrón de las veguerías suplico humildemente que esperen a que acabe el del Estatut. Si es que acaba. Ya sé que disfrutando, como se disfruta, de las instituciones y administraciones europeas, estatales, autonómicas, provinciales, comarcales, municipales, etc., ya no viene de una más pero, cansa, oiga, cansa. Y que conste que de eso no me quejo, porque en algo hay que entretenerse ya que tenemos demasiados coches, pisos y demás artilugios, solo falta repartirlos mejor, pero que no hagan más, descansen por favor, descansen. Que tomen la parte alícuota del ejemplo que les da este pobre jubilado.

Y tampoco me voy a referir al hambre a y a las guerras que sufre una buena parte de la humanidad porque, además de cabrearme, no tengo propuestas. Pero resignarme no entra en mis propósitos.

De la oligarquía financiera nacionalista, nacional, internacional y de sus paraísos fiscales, donde se mezcla el dinero procedente de los espolios legales, robos, drogas, terrorismos, tráfico de armas, etc., no digo nada porque tengo entendido que el G20 va a acabar con ello. Oye, no te rías que lo he oído en la tele.

A propósito de la tele y otros instrumentos de lavado cerebral. Imagínate que la apagamos y que volvemos a leer y a conversar, aunque sea por internet, aunque mejor presencial……Va, va, dejémonos de tonterías que dan un partido de futbol y no nos lo vamos a perder ¡Rayos, le ha ganado el Sevilla al Barça en su campo! Pero que estampa la del procesado presidente el Sevilla con su elegante sombrero.
(Perdón, si hay que pagar algún derecho de autor, se paga).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada