22 de setembre de 2003

S o s t e n i b i l i t a t
d e
l a
b o n a


Així explicaria jo el que entenc per sostenibilitat si en sabés més. Extractat i remarcat per TM.

Papeles de Infonomia Nº11 - Marzo 2003 - Entrevista a Ramon Folch (article complet només per subscriptors)

(...) la ecología nos ayuda a entender que la realidad funciona sistémicamente y que lo decisivo es comprender las relaciones entre las cosas. De hecho, el triunfo de Internet se basa
precisamente en ese mismo principio. De todos los artificios tecnológicos, puede que sea el que más se acerque a la lógica de los sistemas naturales.

(...) Como quiera que sea, el mayor reto del sostenibilismo es la gestión de la transición. No tenemos grandes dificultades para imaginar lo provisionalmente ideal, en tanto que nos cuesta proyectar el tránsito a partir la situación actual. Eso es característico de cualquier idea auténticamente revolucionaria, por cierto. Sólo mentes responsablemente subvertidoras pueden abordar con éxito semejantes cometidos. Lo fácil es seguir haciendo lo de siempre o soñar con lo que no se intenta. Los acomodaticios, los quiméricos y los pusilánimes, por acción u omisión, son el lastre inercial que se trata de subvertir.

(...) El Plan Hidrológico, por ejemplo, es un empecinamiento de amortizada hidráulica metalúrgica que no comprende a la emergente hidrología sostenibilista, eso que ha dado en llamarse la nueva cultura del agua. Ese plan no tiene ningún futuro, pero puede lograr mantenernos en el pasado por algunos años más…

(...) La sostenibilidad se sitúa a las antípodas de la higiene ambiental para ricos. El pensamiento sostenibilista ha descabalgado a los planteamientos puramente ambientalistas o ecologistas de hace diez años.

(...) El sostenibilismo desea instaurar un sistema de producción y de redistribución de los valores añadidos que siga esta misma lógica. (...) no se trata de crear espacios ordenados en cuyo corazón se genere el desorden, sino de proyectar nuevas formas de producción que internalicen todos los costos, ya sean sociales o ambientales, y de distribución equitativa de los servicios y valores añadidos.

Por eso es tan importante entender que el sostenibilismo no es una cuestión simplemente
ambiental. Es una opción fundamentalmente socioeconómica, con importantísimas onsecuencias ambientales, eso sí. Es decir, cuando hayamos resuelto el modelo de producción y de distribución en el marco de la nueva matriz integradora de todos los parámetros actualmente significativos, se resolverán por añadidura las disfunciones ambientales que se generan cuando esos parámetros se externalizan."


19 de setembre de 2003

E n
c l a u


Només per rebotaos!

Bon cap de setmana!

¡ C u r i o s o !

El orden de las letras no impide entender las palabras de una frase: intenten leer y comprenderán...

"Sgeun un etsduio de una uivenrsdiad ignlsea, no ipmotra el odren en el que las ltears etsan ersciats, la uicna csoa ipormtnate es que la pmrirea y la utlima ltera esten ecsritas en la psiocion cocrrtea. El rsteo peuden estar ttaolmntee mal y aun pordas lerelo sin pobrleams. Etso es pquore no lemeos cada ltera por si msima preo la paalbra es un tdoo. Pesornamelnte me preace icrneilbe... "

16 de setembre de 2003

U n
p o e m a


Una mica de poesia, de quan en quan, no fa mal. José María Fonollosa és l'autor.

n o p o t s e r m e n t i d a - t e m à t i c f o n o l l o s a

"Zeleste 15

El ser más importante de este mundo
soy yo. Lo ignoran todos todavía.
No se asombran si paso al lado de ellos.

Si condesciendo a hablarles no se inmutan.
Doy pistas mas no aciertan a seguirlas.
No saben quien soy yo. Aún no lo saben.
Se maravillarán al descubrirlo.

Para mí se hizo todo: aviones, coches,
los yates, las mujeres, los palacios...
Si advirtieran quien soy, me lo darían.
Pero lo ignoran aún. No hay que culparlos.

El ser más importante de este mundo,
ése soy yo. Aún no lo sabe nadie.
No importa. Lo sabrán todos un día."


15 de setembre de 2003

E l
p r o b l e m a
d e
l a
p r o d u c t i v i t a t


Intessant article de l'Alfons Cornella. Texte íntegre aqui (només per qui estigui subscrit a infonomia.com, cosa que recomano)

"Per Alfons Cornella

10/09/2003. Missatge núm 686
És el creixement del PIB rellevant? La productivitat com clau del futur.

M'ha sorprès considerablement el discurs triomfalista que les autoritats econòmiques del país han escampat després de les dades del creixement del PIB en els últims mesos. No sóc economista, encara que freqüentment em presenten d'aquesta forma. Per tant, el que vaig a dir a continuació ha de ser pres amb cautela. La meva habitual rebel·lia em fa preguntar per què no se'ns diu gens de dos paràmetres que crec que són molt més rellevants: la productivitat i la innovació.

(...)

Arribats aquí, la meva habitual rebel·lia em fa preguntar per què no se'ns diu gens de dos paràmetres que crec que són, des de la meva humil ignorància econòmica, molt més rellevants: la productivitat i la innovació. El creixement del PIB és una dada important per l’ "ara", però l'increment de la productivitat i la innovació són les garanties d'un "futur". Sense augment sostingut de la productivitat i sense desenvolupament de les nostres capacitats innovadores, no podrem competir.

(...)

De fet, la idea d'aquest missatge va sorgir quan vaig trobar, bastant amagada en les pàgines d'economia d'un diari nacional, una notícia alarmant: "Espanya és l'únic país de la Unió Europea on cau la productivitat". Sense paraules.

Ho diu l'Organització Internacional del Treball en un estudi publicat l’ 1 de setembre d'aquest any ( http://www.ilo.org/public/english/bureau/inf/pr/2003/40.htm). Mentre que en 1995, la productivitat era a Espanya de 41024 dòlars per treballador, en 2002 va anar de 39908 dòlars per treballador. O sigui, en el període 1995-2002 la productivitat va decréixer un 2,82%. Això significa que el terme mitjà anual de "creixement" de la productivitat va ser de -0,4%. Fantàstic!

(...)


© Zero Factory S.L. 2000-2003 CIF B-62201090 - info@infonomia.com - Tel. +34 93 224 01 50 - Fax +34 93 225 19 81
Av Icària 205-207 2º1ª. 08005 Barcelona (España)"


4 de setembre de 2003

C a r t a
g e n e r a c i ó n


Esto me ha llegado por e-mail. Los dos últimos párrafos son míos.


CARTA GENERACION

El objeto de esta misiva es la de reivindicar a una generación, la mía, la
de todos aquellos que nacimos entre 1965 y 1975 (año arriba, año abajo), la de los que estamos currando de algo que nuestros padres ni podían soñar, la que vemos que el piso que compraron nuestros padres ahora vale 20 o 30 veces más, la de los que estaremos pagando nuestra vivienda 50 años.

Nosotros no estuvimos en la Guerra Civil, ni en mayo del 68, ni corrimos
delante de los grises, no votamos la Constitución y nuestra memoria
histórica comienza con el Mundial de España 82 y el Naranjito. Aunque
nacimos en una dictadura, siempre hemos tenido una conciencia democrática y la serie Cuéntame nos parece que es una mierda y que hace apología del franquismo. Por no vivir activamente la Transición se nos dice que no tenemos ideales, y sabemos de política más que nuestros padres y de lo que nunca sabrán nuestros hermanos pequeños y descendientes.

Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma o el rescate y, a la vez, somos la primera que hemos jugado a videojuegos, hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos animados en color. Los Reyes Magos no siempre nos traían lo que pedíamos, pero oíamos (y seguimos oyendo) que lo hemos tenido todo, a pesar de que los que vinieron después de nosotros sí lo tienen realmente y nadie se lo dice.

Se nos ha etiquetado de generación X, y tuvimos que tragarnos bodrios como Historias del Kronen o Reality Bites, y creer que éramos nosotros reflejados (si te gustaron en su momento, vuélvelas a ver, verás que chasco).

Lloramos con la muerte de Chanquete, con la puta madre de Marco que no aparecía y con las putadas de la Señorita Rottenmayer; nuestra primera canción del verano fue "Los Pajaritos" (1981) y nuestra primera tele fue en blanco y negro.

Somos una generación que hemos visto a Maradona hacer campaña contra la droga, que nos reímos de un anuncio que decía que si el Madrid era otra vez campeón de Europa, que durante un tiempo tuvimos al baloncesto como el primero de los deportes.

Hemos vestido vaqueros de campana, de pitillo, de pata de elefante y con la costura torcida; nuestro primer chándal era azul marino con franjas blancas en la manga y nuestras primeras zapatillas de marca las tuvimos pasados los 10 años.

Entramos al colegio cuando aún existía Castilla la Vieja, cuando el 1 de
noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso y el profesor te podía soltar una ostia; fuimos a la universidad con unas notas de corte del copón y con una masificación acojonante, pidiendo prórrogas en la mili y objetando. Somos los primeros en incorporarnos a trabajar a través de una ETT (gracias PSOE) y a los que no les cuesta un duro echarnos del curro (gracias PP).

Siempre nos recuerdan acontecimientos de antes que naciéramos, como si no hubiéramos vivido nada histórico. Nosotros hemos aprendido lo que era el terrorismo contando chistes de Irene Villa, vimos caer el muro de Berlín y a Boris Yeltsin borracho tocarle el culo a una secretaria; los de nuestra generación fueron a la guerra (Bosnia, etc.) cosa que nuestros padres no hicieron; gritamos OTAN no bases fuera, sin saber muy bien qué significaba y nos enteramos de golpe un 11 de septiembre.

Aprendimos a programar el vídeo antes que nadie, jugamos con el Spectrum, odiamos a Bill Gates, vimos a Perico Delgado anunciar los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo libre.

Conocimos los disquettes de 5 ¼ y las pantallas negras con letras en fosforito verde o naranja, de hecho fuimos los primeros en utilizarlos en el curro (cuando por fin lo pudimos conseguir, muchas veces en oficinas, a diferencia de las generaciones industriales anteriores), bajo la mirada entre temerosa, admirada y escéptica de compañer@s más veteranos.

Aunque podamos llegar a odiar "Cuéntame", como decíamos, vemos retratada nuestra primera casa en ese sofá de eskai , ese cuadro con escenas de caza en el comedor, ese armario de fórmica en la cocina, esa vajilla de duralex y esos pantalones cortos durante todo el año (para no romperlos por las rodillas, aunque después ?avances de la técnica- llegamos a utilizar pantalones largos con rodilleras).