26 de gener de 2007

E s e
E m i l i o
. . .

¡Ese Emilio!

Como hace tiempo que no me coges el teléfono ni me contestas los sms, ni los mails (mamón) he pensado en colgar esto en mi blog, que sé que miras de vez en cuando. Dicho y hecho.

No es que me preocupe el no saber de ti por vía directa, es lo habitual. Pero esta vez te quería decir algo, a ver que te parece.

El caso es que ayer y anteayer coincidí con mucha gente que te conocía, y todos teníamos una sensación rara. Algunos (pocos) te habían visto hace poco, los demás hacía mucho o muchísimo.

Hasta aquí, nada especial, porque gente que te conoce se encuentra uno por todos los sitios y en cualquier momento, y lo normal es que intercambiemos las informaciones indirectas que nos han llegado sobre ti. Aparte de rememorar jocosamente alguna anécdota en la que alguno de nosotros salió escaldado por algo que hiciste (o no hiciste). En ese caso la conversación suele acabar con un “Es el Emilio… ¡hahaha!”. Y, manda cojones, más ganas de verte tenemos entonces.

En fin, lo que no era normal (la sensación rara) era que esta vez teníamos la impresión de que tardaríamos más en volver a verte. ¿Por qué? No me preguntes, todo era bastante irreal. Imagínate que incluso andaba por allí un cura y repartían unos papeles con tu nombre donde ponía algo de ¡Teresa de Calcuta! Flipante, si.

Pues eso, sólo quería hacerte llegar esta impresión y no me enrrollo más, que a pesar de tu capacidad para la lectura en diagonal sé que prefieres los mensajes claros y concisos.

Espero tu respuesta como siempre, para no se sabe cuando. Ya iré mirando el registro del blog, sabré reconocer tu IP.

Un abrazo y echamos una birra,

Toni

[PD: ¿sabes que? Hablando de birras, voy a mirar de poner una fecha para tomarnos una. Se lo diré a más gente y la echaremos a tu salud, vengas o no vengas. ¡Ah! Y esta vez, sin curas.]
[PD 2: aprovecho ahora, no sé si te había dicho que había una cosilla, tema personal, que quería hablar contigo. No hay prisa.]


Me llaman el desaparecido
Que cuando llega ya se ha ido
Volando vengo, volando voy
Deprisa deprisa a rumbo perdido

Cuando me buscan nunca estoy
Cuando me encuentran yo no soy
El que está enfrente porque ya
Me fui corriendo más allá

Me dicen el desaparecido
Fantasma que nunca está
Me dicen el desagradecido
Pero esa no es la verdad

Yo llevo en el cuerpo un dolor
Que no me deja respirar
Llevo en el cuerpo una condena
Que siempre me echa a caminar

Me llaman el desaparecido
Que cuando llega ya se ha ido
Volando vengo, volando voy
Deprisa deprisa a rumbo perdido

Yo llevo en el cuerpo un motor
Que nunca dejade rolar
Yo llevo en el alma un camino
Destinado a nunca llegar

Me llaman el desaparecido
Cuando llega ya se ha ido
Volando vengo, volando voy
Deprisa deprisa a rumbo perdido

Perdido en el siglo...
siglo XX...
rumbo al XXI

("Desparecido", Manu Chao)

1 comentari:

  1. Hola, Emilio.

    Fa aproximadament un any, en aquest blog del Toni, vaig llegir aquest escrit on parlava de tu. Ell deia que no sabia quan et veuria… i no sé què d'anar a prendre unes "birres"… i que tu potser no vindries.

    Com que sembla que, de tant en tant, consultes aquest blog, l’utilitzo per dir-te que, per a mi, és com si estessis treballant a la Gene, o al Consell Comarcal… i que és per això, que no et veig.

    No hem arribat a ser amics, només erem companys i ens vèiem amb prou feines. Recordo que fa anys ens vam conèixer als barracons de l’Avinguda de la Constitució, on vas tenir el mèrit de fer-me entendre algun [complicadíssim!] concepte informàtic, en un curs de “Word”. Vaig pensar que “tu sí que explicaves bé!!” (per fi havia trobat el professor d'informàtica de la meva vida!) i des de llavors et vaig associar inevitablement al concepte "paciència".

    Sempre que et recordo em ve al cap l'adjectiu "afable", i la teva capacitat per transmetre'm tranquilitat, sobretot davant d'un software "agressiu". I, en un món donat a la prepotència, et recordo com, i valoro especialment que fossis, un company complaent, amatent sempre d’ajudar els altres quan et necessitàvem, amb aquell somriure entre tímid i un pèl trapella que traspuen els teus ulls.

    Doncs res, vés acumulant paciència, que qualsevol dia et passo tots els dubtes que tinc d'Access i d'Excel.

    Una abraçada i gràcies, Emilio.

    P.D. Estic intrigada… què era aquella "cosilla, tema personal" que et volia comentar el Toni?

    ResponElimina