7 de novembre de 2010

Ratzinger se confiesa: ha venido a "evangelizarnos" a nosotr@s, pecador@s


"No se había bajado del avión y ya había dinamitado el viaje. Pese a la plena disposición del Gobierno, que un día antes había anunciado que la Ley de Libertad Religiosa quedaba definitivamente en el cajón, y con la presencia de hasta cuatro ministros -además del propio presidente, José Luis Rodríguez Zapatero- en su visita "pastoral" a Santiago y Barcelona, Benedicto XVI abrió la caja de los truenos, antes de pisar suelo español, denunciando que "en España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años treinta". "Y ese enfrentamiento, disputa entre fe y modernidad, ocurre también hoy de manera muy vivaz", remató.
[NOTA de TM: quizás estaba pensando, entre otras cosas, en las palabras de Manuel Azaña, que, sacadas de contexto, tanto utilizó el franquismo en su contra: 
«España ha dejado de ser católica. El problema político consiguiente es organizar el Estado en forma tal que quede adecuado a esta fase nueva e histórica del pueblo español»
Recomendable la lectura íntegra del discurso]
Toda una declaración de guerra en un momento en el que, como aseguraban tanto el Ejecutivo como la propia Santa Sede, las relaciones entre España y el Vaticano pasan por "un excelente momento". Ya es habitual que el Papa hable con los periodistas durante el vuelo papal y que sus palabras causen revuelo. Sucedió en África, cuando afirmó que el preservativo no era un buen método para combatir el sida, y en Inglaterra, admitiendo que los enemigos de la Iglesia están dentro de la misma.

Ayer, en el avión de Alitalia que le trajo a Santiago, Benedicto XVI fue más allá y, pese a asegurar en su primer discurso que venía "como peregrino", en los aires precisó que España necesita "una reevangelización", y la búsqueda de "un lugar de encuentro entre fe y laicidad". De hecho, cuando hace un mes creó un nuevo dicasterio para la Nueva Evangelización, el pontífice aseguró que estaba pensando especialmente en España "por su laicismo y secularismo". "Hay que renovar la fe para responder a esa laicidad", dijo entonces."





¿POR QUÉ NO ESPERAMOS AL PAPA?



Lectura recomendada:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada