Ajoblanco: REVOLVEMOS

Breaking news! Últimos flashes.

26 de juny de 2002


P i m e n t e l
c a b r e a
a
A z n a r


Interesante reflexión, en la web "no oficial" de Aznar

EL EX MINISTRO DE TRABAJO UN TAL MANUEL PIMENTEL (*) NO SABE QUE HACER. CRÍA CUERVOS Y TE SACARAN LOS OJOS

"Milito en el Partido Popular, al que he dedicado, con errores y aciertos, muchos días de mi vida. Tengo que agradecer su confianza al concederme importantes responsabilidades, tanto en el ámbito interno como en el ámbito institucional. No sé si las ejercí con acierto o error, pero me dejé el alma en su desempeño.

Actualmente, y por decisión propia, soy un simple militante de base. Sin embargo, supongo que en parte por mi propia evolución y en parte por el endurecimiento de mi partido, cada vez me siento más alejado de los postulados políticos que defiende su actual dirección, del talante con el que plantea los asuntos, y de su forma interna de entender la democracia.

Compartiendo gran parte de los evidentes éxitos de gestión del presente Gobierno, he sufrido por tres de sus líneas políticas básicas. Me pareció un error aquella campaña vasca basada subliminalmente en la idea "PNV es igual a ETA", ahora prolongada, con la ayuda del PSOE, por una Ley de Partidos de más que dudosa eficacia. La campaña de identificación de los inmigrantes con la delincuencia fue de una bajeza miserable, y el actual esfuerzo de asociar al parado con el defraudador es injusto y desproporcionado, por más que compartamos la necesidad de reformas. Si en la primera legislatura hicimos del diálogo una herramienta positiva, ¿por qué buscamos ahora la permanente confrontación? ¿Quién gana con la crispación que voluntariamente generamos?

He procurado no interferir en la vida interna del partido, con la única excepción de una carta que escribí a Enrique Bellido cuando fue cesado como presidente de Córdoba, por considerar que se trataba de una manifiesta injusticia. La expulsión de afiliados de esa provincia tampoco me mueve a la esperanza con la forma de entender la democracia interna.

Mantengo mi cariño por las muchas y buenas personas que trabajan en el PP.
La fidelidad de los años me impulsan a continuar militando, mientras que mis convicciones me animan, sin embargo, a trabajar por ideales y proyectos bien distintos, con talantes ahora olvidados.

No soy, ni seré, socialista, ni tampoco trabajaré para ninguna corriente crítica. Sencillamente, no sé qué hacer."


(*) Primer ministro de Trabajo de Aznar. Artículo publicado en varios periódicos andaluces poco antes de la huelga general

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada